hombre_electronico

TRAFALGAR Y AMÉRICA…

En Venezuela se habla muy poco de Trafalgar, pero si nos vamos a América es también reducido el conocimiento de esa sonada batalla naval de la historia. Los británicos celebran la  Victoria del Almirante Nelson cada 21 de octubre desde 1805. Hay varias secuelas históricas de importancia para nosotros que mencionaremos a continuación.

Comentamos brevemente que la batalla se dio frente al cabo al Cabo Trafalgar en el extremo Sur de España en la provincia de Cádiz, misma que enfrentó a 38 navíos ingleses contra 40 navíos de la coalición hispano francesa. Allí pierde España definitivamente el poder naval que podía haber cambiado en gran medida, la independencia en las provincias americanas (1).

La Victoria británica en Trafalgar termina con la amenaza que significaba la invasión de las tropas napoleónicas a la Gran Bretaña, pero, también con una incursión a las provincias americanas de ultramar.

Aquella alianza fue un error histórico de España, motivado a que Manuel de Godoy, su Primer Canciller, se había cambiado de bando para apoyar a Napoleón traicionando a la causa del Rey prisionero en Bayona.

El Almirante Nelson.
El Almirante Nelson.

El Vizconde Nelson, Almirante apodado el Napoleón de los mares por su record invicto en baltalla comandó a la escuadra británica. Hombre que despertaba admiración a su tripulación, había perdido un ojo y el brazo derecho en combates anteriores y su intrepidez en batalla era motivo de júbilo y respeto para los marineros británicos. Pero por infaustas cosas de la vida muere en su mayor victoria: Trafalgar, alcanzado por la desgraciada bala de un francotirador francés (2).  Una práctica cobarde pero eficaz para aniquilar a los oficiales enemigos y tratar de desmoralizar así a la tripulación. Según el Capitán de Navío uruguayo Mario Mascarelo (2005) “Fue un baño de sangre, murieron más de mil españoles, dos mil franceses y 400 británicos. Unos 4.000 hombres resultaron heridos”.

Pero más allá de las 8.000 vidas que se jugaron en el combate es casi desconocido entre nosotros, que de la Batalla de Trafalgar salvaron la vida tres importantes personajes de nuestra historia latinoamericana:

Capitan de Fragata Domingo de Monteverde.
Domingo de Monteverde.

El español Domingo Monteverde quien 7 años después como Capitán de Fragata apresa a Miranda desconociendo la Capitulación firmada, restaurando la Capitanía General de Venezuela y derrocando la Primera República en una serie de cortas batallas…

José Prudencio Padilla
José Prudencio Padilla

El Segundo personaje, fue el controversial neogranadino José Prudencio Padilla (3) quien 18 años después de haber peleado en Trafalgar, llegó a ser el almirante que condujo a la victoria definitiva a la escuadra Patriota en la Batalla Naval del Lago de Maracaibo el 24 de julio de 1823 triunfo definitivo sobre de España. Pero después de esa batalla que lo hubiese llevado a la gloria, fue fusilado en Bogotá 5 años después en 1828 juzgado por su participación en la conspiración de la noche septembrina para asesinar a Bolívar.

Francisco de Gurruchaga
Francisco de Gurruchaga

El tercer personaje fue otro americano, Francisco Bruno de Gurruchaga a quien se considera el creador de la escuadra naval argentina, fue partidario de la Revolución de Mayo, miembro de la Junta Grande de gobierno de su país y participante en la conformación política de Argentina.

De no haber sido por el desastre en Trafalgar, Napoleón habría podido extender una amenaza  a las provincias americanas. Sus pretensiones en las colonias  americanas eran evidentes pues el Emperador de los franceses había ordenado personalmente el envío de 20.000 hombres para sofocar la independencia en Haití, ocasionando terribles matanzas en 1802. Haití pagó por eso un alto precio para proclamar su República independiente (la primera en América Latina).

Cuando Napoleón apresa a Fernando VII en 1808 en Valencay -frontera con Francia- enviaron al Capitán Paúl de Lamanon a América, quien llega a Caracas en 1808 con instrucciones de exigir el reconocimiento de su hermano José Bonaparte como único Rey en el trono Español. No estaba dispuesto bajo ningún respecto a perder su influencia en ultramar ni en  las colonias americanas, Trafalgar cerró el de las tropas europeas hacia América. La amenaza de Morillo con 15 mil hombres se habría quedado corta si hubiesen tenido a la Armada hispanofrancesa completa. La derrota tuvo consecuencias irreparables para España y para Francia.

“¿Para qué son las guerras, Dios mío? ¿Por qué estos hombres no han de ser amigos en todas las ocasiones de la vida como lo son en las de peligro? Esto que veo, ¿no prueba que todos los hombres son hermanos?”
BENITO PÉREZ GALDÓS

 

Fin del Discurso.

 

Prof. Arquímedes Rivero Marconi.

*Profesor especialista en Historia y Geografía. Es Miembro de la Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de la República Bolivariana de Venezuela, Miembro de la Sociedad Bolivariana de la Historia. Ha sido Profesor de Historia Militar en la Academia Militar de Venezuela.

Referencias:

  1. Sobre detalles importantes de la batalla de Trafalgar recomendamos el siguiente artículo del profesor Francisco Trigo Romero.
  2.  Sobre los detalles sobre el atentado y la muerte del Almirante Nelson pueden encontrar datos recientes en el Artículo: A 200 Años de Trafalgar  publicado en la Revista Oficial National Geographic Society en Español de Octubre de 2005.
  3. El pardo José Prudencio Padilla era de tez morena, de los pocos mestizos que habían alcanzado esos altos grados militares para la época. Alcanzó una hoja de servicios extraordinaria: veterano de Trafalgar y Almirante victorioso habría pasado a la historia sin mancha de no haber sido por haberse dejado seducir por la facción liberal bogotana y el grupo de conspiradores furibundos que atentaron contra Simón Bolívar el 25 de septiembre de 1828, suceso que condujo luego a su fusilamiento una semana después el 2 de octubre de ese mismo año.

Tus comentarios son importantes...