extremos

Los extremos políticos… un llamado a la tolerancia.

“El equilibrio es un punto medio entre dos extremos” pensaba Aristóteles de Estagira por allá en la Macedonia del siglo IV a.C.  él  planteó la idea del hombre como  Animal Político. En la actualidad,  la política se divide en dos extremos:  la izquierda y la derecha.

En el parlamento británico desde el siglo XIII se ubicó en los escanios a la Derecha del Rey,  la cámara de los lores que representaba a la nobleza y a la izquierda la cámara de los Commons -Los Comúnes- que representaban al pueblo.

De ahí que los partidos considerados de Derecha representan siempre a los sectores pudientes de la sociedad y la izquierda que representa a los Comunes, al pueblo. Hay tendencias intermedias que se derivan en socialcristianismo ó socialdemocracia que no vamos a definir ahora, ó tendencias más extremas como el comunismo o el fascismo que vamos a describir.

El Fascismo de derecha extrema se acusa de racista,  antisemita  (odio a los judíos), xenofobia (odio a los extranjeros), intolerancia en las ideas con persecución de libros, líderes populares, autores y artistas.  Sistema Clasista donde figuran élites privilegiadas. Se basó siempre en una sociedad militarista y corporativista. La educación es controlada por la iglesia  propiciando mucho poder del clero  en el sistema.  Se siembra un odio furibundo hacia personas que profesan ideas socialistas,  lo que en momentos de tensión llega inclusive a promover actos de violencia con altos grados de agresividad hacia ciertas personas por pensar diferente.

El Fascismo viene de una época done se hablaba de razas y del peligro judío-masónico-comunista. Se creía en una  sociedad pura del punto de vista racial, en una sociedad libre de extranjeros, en una estirpe que desciende de una raza guerrera única y superior de un pasado remoto. El fascismo se apoyaba mucho en el clero eclesiásticos por ello el estatus autónomo del Estado Vaticano concedido por Mussolini o los Privilegios concedidos al Opus Dei durante la España Franquista. El Comunismo es Populista, el NaziFascismo se basa en Elites tipo Waffen S.S. o Camisas Pardas llamados a ser la nueva generación de lìderes jóvenes de la Sociedad.  

En el comunismo las comunas  crean los Colectivos que son también una esopecie de Células independientes  formadas para combatir desde los suburbios a cualquier amenaza para el partido y la revolución. En el Comunismo el Partido único se convierte en la Revoluciòn misma y nadie puede contradecir sus dictámenes ni los arbitrios del Caudillo Jefe Supremo del Partido. El Comunismo se convierte rápidamente en dictadura.   

La izquierda comunista extrema se acusa de intolerante, de tendencia al sectarismo y  la aparición de caudillos.  Se utilizan lemas y consignas que se convierten en instrumento para adoctrinar. Aparece una profunda  corrupción en todo el sistema al aparecer la escasez y la participación política se restringe a los arbitrios de un partido único que culpan al capitalismo de las fallas del sistema.  Se reduce en el comunismo la libertad de elección, el estado desconoce la propiedad privada,  se hace épica del pasado buscando en él  la lucha de clases, aparece gradualmente una dictadura que controla la circulación de la moneda, el comercio,  limitando la salida de los ciudadanos.

Es necesaria una buena educación porque: “La causa del mal es la ignorancia, conocido el bien no cabe sino prarticarlo”. -Platón. Siglo V. a.C. Cerramos haciendo un llamado a la tolerancia y la razón en un mundo amenazado por el extremismo y por ideas totalitarias:

“Por más que dude no puedo dudar que pienso… y si pienso: Soy algo, Existo”.

Fin del Discurso.

Prof. Arquímedes Marconi. (2016).

Tus comentarios son importantes...