new_header4

La Tetratkis y los Números Sagrados…

Contenidos:
Pitágoras
La Divina Tetratkis
Reflexión Final

 

«Libera poco a poco tu alma, discierne lo justo y aprende el significado de las Cosas…»

Pitágoras

 

Resultado de imagen para pITÁGORAS Y LOS NÚMEROS SAGRADOSPitágoras de Samos (582 a. C. – 507 a. C.), dejó la escuela de los Pitagóricos  que llegaron a constituir una sociedad, una organización de filósofos, astrónomos, músicos, matemáticos cuya creencia en el SAGRADO Tetratkis y el juramento que llevaban consigo, comentaremos aquí.

Muchos símbolos matemáticos que aún se utilizan son de origen pitagórico como el Compás. La escuadra, el  Pentagrama por mencionar únicamente los más conocidos.

El cuatro y el cuadrado, representan un trasfondo sagrado que Pitágoras nos dejó bien delineado en el Juramento de los misterios del Tetratkís.

Aquí describiremos brevemente el reflejo moral del Teorema de Pitágoras y la relación de cuadrado con el Uno, para ellos símbolo sagrado del Gran Geómetra.

El área de la figura construida sobre la hipotenusa siempre es igual a la suma de las áreas de las figuras semejantes construidas sobre los catetos:

pitagoras1
La Figura de la Hipotenusa siempre es la suma exacta del área de las figuras de los catetos.

 

El Cuadrado representa al mundo, por ello es el elemento en la figura geométrica del cuadrado, subyacen dos ángulos rectángulos con la hipotenusa en el medio. Luego el triángulo equilátero, que representa la perfección espiritual. En el Gráfico ven una demostración del teorema de Pitágoras, que nos permite apreciar el Misterio que subyace de fondo en su comprobación matemática acerca de la suma que representa todo objeto en su plano correspondiente (Cateto), en la Hipotenusa, equivalente en magnitud, a cada acción que surge dentro de un sistema: La Sociedad, Los países, y el Universo forman de una misma realidad ó sistema, es la suma de los Catetos: La Hipotenusa, en la que cada fenómeno por pequeño o grande que sean, siempre se reproducen equivalentemente en la suma absoluta del todo: todas las cosas, tanto en el Macro como en el Micro Cosmos, están relacionadas en magnitudes equivalentes.

Las proporciones perfectas y equivalentes del Teorema de Pitágoras aplicado.
Las proporciones perfectas y equivalentes del Teorema de Pitágoras aplicado.

 

La Divina Tetratkis

 

Tetratkis
Tetratkis. Tetratkis. Ésta es la di­vina Tetratkis, figura so­bre la que juran los pitagóricos, es lo mismo que hacerlo ante Dios. Véase es la forma de mandil del aprendiz con la solapa alzada: símbolo que data del 500 a.c.

 

Esta es la figura sobre la que jurabann los discípulos más cercanos del Maestro Pitágoras y representaba la fi­gura de Dios, el Gran Geómetra ó Gran Arquitecto del Universo.

ReImagen relacionadapresentaba las Matemáticas creadoras del cosmos, por lo tanto, esto significa filosóficamente, los números de los dioses.  La Tetratkís suma los 4 Primeros números: 1+2+3+4 = 10, y el mismo 10 equivale a 1 + 0 = 1 , Uno es la Unidad original el comienzo, el cero, el final, el infinito. Ambos Alfa y Omega, principio y fin de todo lo que existe.

Cuatro. Núme­ro final del primer piso de la Tetratkis representa todo lo que tiene que ver con el cuatro y que afectan directamente el devenir de los seres humanos. La suma de todos estos puntos es diez y constituye la Década, la totalidad visible e invisible, lo creado y lo no creado.

Pitágoras enseñaba a sus discípulos iniciados en el arte de las ciencias exactas la Matemática, cuyos secretos profundos conservaban mediante un juramento ante la Sagrada etratkis:

Juro por aquel que transmitió la divina Tetra­tkis a nuestra alma, inteligencia y materia, en quien se encuentra la fuente y la raíz de la eterna naturaleza.

Y el Maestro  pre­guntaba a sus discípulos:

—¿Qué es lo más sabio? A lo que debían responder:

—El número y después lo que da nombre a todas las cosas

invocaban los discípulos en una especie de oración:

¡Bendícenos, número divi­no, tú que generaste a los dioses y a los humanos! ¡Oh santa Tetratkis, tú que contienes la fuente y raíz del eterno fluir de la creación! Ya que el número divino empieza con la unidad pura y profunda hasta alcanzar el sagrado cuatro; entonces se genera la madre de todo: el que comprende todo, el que limita todo, el pri­mogénito, el increable, el incansable diez sagrado, que resguarda las llaves de todas las cosas.

Ésto significaba una fe absoluta en la ciencia y en los descubrimientos matemáticos basados en la razón. Como se aprecia,  para Pitágoras no hay más Dios que los números. Incluso, en este juramento, ¡los números son los que crearon a los dioses! como consecuencia del número uno y de ahí se derivan los demás. Realmente es increíble a qué altos niveles llega el Maestro y Sabio de Samos, Pitágoras.

Reflexión Final:

 

Todas las acciones que el hombre realiza en el mundo, tienen como base la proporcionalidad en todas sus acciones tanto en lo grande como en lo pequeño. De allí se deriva la necesidad moral de conducirnos conforme a la justicia, ya que el equivalente de la Ley es dar a cada quién lo suyo. 

Por lo tanto en los planos materiales de la Geometría, el cuadrado representa la sagrada Tetratkís, sobre el cual, todo en el universo es representado con la suma de todas las partes: 1+2+3+4 =10, donde 1 + 0 =1, El Uno,  el todo, el Gran Arquitecto del Universo, quien se refleja en la suma de los elementos que constituyen la totalidad.

Así mismo en la totalidad, que es el mundo, se refleja la magnitud de nuestras acciones, para lo cual tenemos que desarrollar el sentido de proporcionalidad por cada acción, y por cada obra buena o mala que hagamos, obtendremos tal como si fueran los catetos de un triángulo, una magnitud equivalente como la Hipotenusa que es la Obra y los catetos son el mundo.

Todas las cosas, tanto en el Macro como en el Micro Cosmos, están relacionadas en magnitudes equivalentes

El Tetratkís es la base que representa la magnitud universal en dos planos, el material: el mundo en el teorema de Pitágoras con  la suma del cuadrado de todas las partes, y el plano Espiritual: representado en el 1 que es el lo existente, y el Cero: la eternidad, el principio y el fin de todo lo que hay en el Universo, el hueco, el aro del zodíaco,  el silencio que permite percibir el sonido, el dominio del verbo no expresado y el inmenso misterio de lo inefable.

Fin del DIscurso.

Prof. Arquímedes Rivero Marconi (2016).

BIBLIOGRAFIA:

 

Blavatsky, H.P. (1889). La Voz del Silencio. Londres: Theosophical Publishing Co.

Frau Abrines, Lorenzo (1960). Diccionario Enciclopédico Abreviado de la Francmasonería. 2da. Ed. Mexico: Compañía General de Ediciones.

Giannini, Humberto (1991) Breve Historia de la Filosofía. Chile: Universitaria.

Gómez Pérez, Marco Antonio (2002). Colección Los Grandes: Pitágoras. México: Tomo S.A.

Tus comentarios son importantes...