capitalismo

Globalización Vs. Revolución

Contenidos:

 

Introducción.

Qué es la Globalización.

Por qué fracasan las revoluciones.

Las Fuerzas profundas.

Por qué el éxito de la economía de Mercado.

En Conclusión: Cuál es la mayor necesidad del Ser Humano.

Bibliografía.

Cada individuo está siempre esforzándose para encontrar la inversión más beneficiosa para cualquier capital que tenga. Al orientar esa actividad de modo que produzca un valor máximo, él busca sólo su propio beneficio, pero en este caso como en otros una mano invisible lo conduce a promover un objetivo que no entraba en su propósitos. Al perseguir su propio interés frecuentemente fomentará el de la sociedad mucho más eficazmente que si de hecho intentase fomentarlo.

Cita de Adam Smith.

ººººººººººººººººººº

Introducción:

 

Nos abstenemos de hacer alusiones a personas particulares, centrándonos en una análisis del contraste entre los sistemas. Ello enriquece el discurso y nos aparta de la carga visceral que deslinda el alcance objetivo de un buen Ensayo. En nuestros días necesario es vislumbrar un futuro mejor como planteaba magistralmente Marc Bloch en su Introducción a la Historia. Los hombres somos seres movidos por un estado permanente de necesidad y éste trabajo se dedica a un análisis acerca de la polémica sobre el discurso y el hecho, sobre la ideología que parte de una igualdad intangible y la economía como realidad tangible amenazada siempre por la desigualdad y la escasez.

La Globalización es el sistema macro que conserva dentro de sí a todos los sistemas de la tierra de manera que estamos frente al punto de síntesis más grande de la historia: el más grande punto de bifurcación cultural e integrativo que se haya visto en la humanidad. Analizamos más ámpliamente el tema de la historia en el artículo LA GLOBALIZACIÓN Y EL INTERCAMBIO CULTURAL DESDE LA PERSPECTIVA MEGAHISTÓRICA.

Todas las naciones del mundo buscan su supervivencia en la economía de mercado aunque existan en ella algunas alteraciones que el mismo sistema globalizado mundial está en capacidad de corregir sean potencias con economías desarrolladas, industrializadas y diversificadas o sean naciones subdesarrolladas monoproductoras de materia prima, reglas aplican a todas las naciones por igual en la batalla por los mercados a escala mundial.

La lucha por la igualdad va alcanzando otras dimensiones que analizamos en artículo  LA GLOBALIZACIÓN: UNA NUEVA PERSPECTIVA GEOGRÁFICA DE LA SOBERANÍA donde se aprecia la presión que ejercen los individuos soberanos sobre los Estados nacionales (que son los sujetos de derecho internacional) a nivel interno y externo.

Algunos especialistas conservadores consideran que solo mentes calenturientas pueden pensar que la comunidad internacional puede intervenir en la soberanía nacional de los Estados nacionales: aquí apuntamos cuan equivocados están. Ya la Realpolitk que se considera la línea maestra en la defensa de los intereses nacionales de las potencias pensando en pretensiones hegemónicas, maximización de la seguridad y el potencial militar se ve hoy en sus peores momentos por la aparición del hombre electrónico y realidad que impone la globalización con sus fuerzas profundas.

ººººººººººººººººººº

Qué es la Globalización.

 

 

El Primero en utilizar el término Global fue Marshall McLuhan en 1967, cuando al divisarse la tierra en una foto desde la luna, comentó: “nos descubrimos nosotros mismos como una Aldea Global”. Sus trabajos estaban referidos a la importancia de la electrónica y las telecomunicaciones, mismas que creaban un nuevo entramado de relaciones sociales y políticas. En una edición de La Aldea Global en 1992, reeditada en 1996, Mc Luhan escribió:

“El hombre electrónico pierde contacto con el concepto de un centro director así como las restricciones de las reglas sociales basadas en la interconexión” (p. 99).

Los Ensayos de Lenin escritos en la Rusia de principios del siglo XX analizaron la expansión global del coloniaje exponiendo con gran talento la cara negativa del capitalismo imperialista. Pero los imperios coloniales que denunciaba Lenin declinaron a mediados del siglo XX,  Desde entonces apreciamos con claridad la aparición de  los Estados Nación globalizados, al respecto dice Biersteker (2006):

No fue hasta mediados del siglo XX  que el estado-nación se hace realmente globalizado,  tras la disolución de los imperios formales y el proceso de transformación de la descolonización. Ya hacia finales del siglo, hemos tenido pruebas de que tanto en los estados del África como en Europa, se vislumbra el surgimiento de una política diferente o la aparición de “superestados”. (Biersteker, 2006: 160)

La Globalización se ha venido estudiando como un fenómeno inherente al ámbito comercial, y que se va conformando en la modernidad a partir del siglo XV desde el descubrimiento de América, con las rutas comerciales y la noción de intercambio intercontinental que aquello significó. Su impacto abarca diferentes aspectos que Victorio Taccetti resumió  9 aspectos fundamentales:

Bi o Multipartidismo, 2) Economía de mercado, 3) Apertura económica al exterior, 4) Libre circulación de capitales, 5) Poder judicial independiente, 7) Protección de inversiones extranjeras, 8) protección de la propiedad intelectual y 9) Equilibrio fiscal.  (Cita de Arraiz, 2002: 72-73).

Éstas son en resumen las grandes líneas que traza la globalización que inciden sobre los Estados nacionales. En ello va implícita la democracia y el respeto a la propiedad privada. El capitalismo tiene claras sus reglas de juego y el sistema internacional globalizado a través de sus instituciones mundiales defiende esas líneas estratégicas fundamentales. Ninguna nación movida por ideologías que atenten contra las libertades económicas estará en paz con la comunidad internacional.  Es una realidad que afecta a todas las naciones interna y externamente como analizaremos más adelante con la aparición de las Fuerzas Profundas.

Ferrer (1996) también distingue:

En la Globalización se produce la aparición de un fenómeno intangible, pero fundamental para el desarrollo: la tecnología y la acumulación de capital, y sin las cuales el orden tangible (población, territorio y recursos naturales), se disuelve en el subdesarrollo (Ferrer, 1996: 14).

ººººººººººººººººººº

Las Fuerzas profundas.

 

La Globalización tiene sus antecedentes en el proyecto liberal, tal como señala Arraiz (2002):

Dicho de otra manera, los presupuestos que hacen posible el proyecto globalizador están en el Liberalismo, ya sea en la defensa de la libertad de contrato, ya sea en la exaltación de los derechos individuales, ya sea en la necesidad de establecerle límites al estado y, sobre todo, en la conveniencia de abrirle a las fuerzas del mercado todo el espacio posible, y todo el espacio posible bien puede ser el planeta entero. (2002: 17).

Digamos que lo anterior sería la presión externa sobre los Estados nacionales, y desde adentro se enfrentan a lo que Renouvin y Dureselle (2000) llaman Fuerzas Profundas:

Las condiciones geográficas, los movimientos demográficos, los intereses económicos y financieros, las características mentales colectivas, las grandes corrientes sentimentales, nos muestran las fuerzas profundas que han formado el marco de las relaciones entre grupos humanos y que, en gran medida han determinado su naturaleza (2000: 9 -10).

Cuadro Nº 1. Presión externa sobre los Estados nacionales
Cuadro Nº 1. Presión sobre los Estados soberanos.

Los grupos humanos, la sociedad de individuos soberanos hacen presión frente a los Estados Nacionales Soberanos. La globalización ha hecho más horizontales las relaciones humanas y todo el mundo está interconectado. Vivimos en un momento en el que las verdades extramuros se caen, se filtra información secreta de los gobiernos y se conocen los manuales de operaciones psicológicas que van quedando sin efecto para mantener el orden por parte de las fuerzas armadas.

La Globalización hace que la comunidad internacional presione desde afuera a los estados nacionales para que se alineen a ese orden mundial y desde adentro presiona a la sociedad de individuos soberanos. Individuos libres que responden a las fuerzas profundas del mundo globalizado.

El Estado Soberano enfrenta presión cuando sus políticas no se corresponden con la doctrina liberal y con la economía de mercado. Bien nos recuerda Arraiz (2002):

Dicho de otra manera, los presupuestos que hacen posible el proyecto globalizador están en el Liberalismo, ya sea en la defensa de la libertad de contrato, ya sea en la exaltación de los derechos individuales, ya sea en la necesidad de establecerle límites al estado y, sobre todo, en la conveniencia de abrirle a las fuerzas del mercado todo el espacio posible, y todo el espacio posible bien puede ser el planeta entero. (2002: 17).

Para ilustrarlo de otra manera podemos decir que la Globalización actúa como un catalizador que atrae, conforma y agrupa a las naciones como si se tratara de una sustancia que permite transformar a la Comunidad Internacional, al Estado y a la Sociedad. No obstante el fenómeno de las Civilizaciones se hace más claramente visible cuando en diferentes regiones aparecen ciertos aspectos históricos culturales que se resisten a esa dinámica.

Surge la necesidad de orientar a los Estados por  la correcta línea geopolítica en la defensa de sus intereses estratégicos (que tiene que tomar en cuenta también a la comunidad internacional), la geoconomía debe defender las libertades económicas y el movimiento del mercado, integrando a las naciones. La geohistoria indica el trazo de la evolución del hombre, la cultura, la sociedad y sus contradicciones. Por éstas líneas estratégicas debe conducirse el Estado tomando en cuenta que las fuerzas profundas que mueven al mercado:

Cuadro Nº 2. Las fuerzas profunda y su impacto en las líneas estratégicas de la política internacional.
Cuadro Nº2. Las fuerzas profundas y su influencia en los enfoques geoestratégicos.

 

Es así como la globalización se inserta en la dinámica internacional. Los gobiernos deben entender y respetar ese trazo en el nuevo orden mundial. Lo contrario sería el aislamiento, el atraso, el conflicto permanente y el deterioro de la estabilidad de los estados. No es el ataque de hegemones globales lo que hunde a las naciones, sino la pretensión de enfrentarse a las reglas del mercado y sus leyes. Como escribimos en la introducción de éste trabajo, en la Globalización los mismos Estados del mundo desarrollado tienen que someterse a éstas presiones por igual… lo contrario sería el conflicto porque los intereses del mercado son globales y tienen fuerza global.

ººººººººººººººººººº

Por qué fracasan las revoluciones.

 

 

Según Graciela Soriano, Revolución se define como :

Revolución es la Ruptura de concepciones, principios o creencias hasta entonces vigentes, cambiando viejas estructuras por medio de la violencia para forzar la aceptación de una nueva concepción de legitimidad capaz de sustentar un nuevo orden.

De manera que la revolución hace uso de la violencia para poder forzar el cambio de estructuras, conceptos, principios ó creencias. Pero esa transformación es temporal. La estructura económica es un término marxista que se refiere al modo de producción económica, en éste caso halamos del modo de producción capitalista. Para Althusser (1970) la estructura reproduce su superestructura ideológica y política para que el Estado permita al sistema funcionar, pero es importante señalar que las ideologías no sustentan la estructura económica: la base es el modo de producción.

Carlos Marx escribió en 1858 en su obra Grundrisse traducida al castellano como  Elementos fundamentales para la crítica de la economía política, escribía lo siguiente:

Al cambiar la base económica, se revoluciona, más o menos rápidamente, toda la inmensa superestructura erigida sobre ella.

Más adelante el propio Marx escribió en 1859 en el Prólogo de la Contribución a la crítica de la Economía Política:

En la producción social de su existencia, los hombres entran en relaciones determinadas, necesarias e independientes de su voluntad, relaciones de producción que corresponden a un grado determinado de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. El conjunto de estas relaciones constituye la estructura económica de la sociedad, es decir, la base real sobre la cual se alza una superestructura jurídica y política y a la cual corresponden formas determinadas de la conciencia social. En general, el modo de producción de la vida material condiciona el proceso social, político y espiritual de la vida. No es la conciencia de los hombres lo que determina su ser, sino al contrario, su ser social es el que determina su conciencia.

La realidad es tangible, es la estructura económica material mientras que el socialismo es un constructo ideológico que no logra alterar la estructura capitalista sino en períodos muy cortos de tiempo colapsando en pocos años. Es por eso el duro choque con la realidad en todos los sistemas socialistas que han puesto en práctica las ideas comunistas.

Ahí la diferencia de los conceptos revolucionarios sobre el manejo de la economía: primero nacionalizar, confiscar, expropiar y aumentar la estatización de los medios de producción (de las empresas y sus maquinarias) lo que no va a aumentar la producción de riquezas hundiendo a la empresa en el atraso y la falta de inversiones. Aún más las fuerzas productivas que incluyen la fuerza de trabajo humano y el conocimiento disponible a un nivel tecnológico equivalente al desarrollo de los medios de producción (herramientas, equipamiento, edificios, tecnologías, materiales y tierras fértiles), se estancan, se adormecen, se atrasan y se hacen inservibles en pocos años sin la dirección consecuente del empresario y las inversiones necesarias. Sólo el propietario es capaz de responsabilizarse por la administración eficiente de la empresa garantizando la calidad necesaria de los productos manufacturados de acuerdo a las normas ISO de valor internacional. En el sector privado hay un único responsable de la empresa: el propietario. En el manejo estatal… ¿quién se hace responsable del éxito de la empresa?… ahí vimos la Rusia comunista y el colapso de su sistema.

La lucha de clases es una formulación teórica que describe la pugna entre ricos y pobres, mientras la Ley de la oferta y la demanda es una realidad. La dictadura del proletariado es una consideración teórica que promueve la dirección de la empresa por la clase obrera mientras que el capital necesario para fundarla es un factor real, tangible y necesario. Una empresa vendrá siempre del sector privado con el dinero para hacer la inversión necesaria de manera que la producción de riqueza vendrá siempre de los particulares y no del Estado.

Aquí el profundo y eterno debate filosófico  de la Dialéctica entre el mundo de las ideas y sobre el mundo real.

Volvemos al punto de los conceptos:  la Legitimidad (que proviene viene de legitimitas, Lo Legal) es el supuesto que hace posible el reconocimiento y la aceptación del ejercicio de la autoridad en cualquier sociedad. Se fundamenta en una serie de principios, concepciones y creencias acerca del origen del poder. La base que legitima el nacimiento de la democracia pasa a ser entonces la voluntad de las mayorías.

Las revoluciones surgen para defender el imperio de las mayorías. Pero la ideología trae consigo un dogma y todo dogma es totalitario porque su interpretación pasa por una realidad basada en un argumento de autoridad sin discusión: “es así por que lo dijo Marx”, “es así porque lo dijo Lenin”, “es así porque lo dijo el comandante”. Llega entonces el Argumentun ad Verecundiam que a la luz de la razón es siempre una forma de falacia para asegurar que algo es verdad porque El Maestro lo dijo.

Hay cuatro cosas que ponen al hombre en acción: interés, amor, miedo y Fe. -Napoleón

Es por eso que las ideologías crean fanáticos revolucionarios: sus militantes más radicales creen sin discusión lo que les dictan sus líderes. La revolución tiende a ser totalitaria al moverse solo por una ideología, por una doctrina, por un dogma, mientras que el capitalismo se mueve por el libre mercado, por la realidad del mundo empresarial y la defensa de sus intereses que es producir riqueza. La revolución es especulativa porque se basa en ideas: es compleja, basada en la igualdad material, en la lucha de clases, en la dictadura del proletariado, mientras el capitalismo es simple, es pragmático, es verificable porque se basa en la La Ley de la Oferta y la Demanda administrando la abundancia y la escasez. Entonces vemos enfrentados a dos sistemas: uno guiado por el fanatismo, por la querencia y el amor hacia un líder, una lucha y una causa revolucionaria intangible Vs. un sistema guiado por la razón, por la libertad económica y la propiedad privada material tangible. El socialismo es movido por un sentimiento que busca la igualdad y el capitalismo es movido por la razón en protección de los intereses.

Una cosa es la ideología que interpreta la realidad desde un dogma y otra cosa es la filosofía que interpreta la realidad desde una duda haciendo uso de la razón. La primera mueve a la acción de facto por un sentimiento, mientras la segunda busca alternativas guiadas por la razón. Por eso las revoluciones buscan centrar el gobierno en un partido único mientras la democracia se basa en el pluripartidismo y la diversidad. En la búsqueda de la igualdad el socialismo se centra en como distribuir la riqueza mientras el capitalismo se centra en como producirla.

Sobre socialismo y capitalismo nos decía en 1991 el famoso empresario venezolano Dr.  Enrique Sánchez en su obra: Joven empresario Es lo siguiente:

La diferencia esencial entre capitalismo y socialismo es la práctica de la libertad y el ejercicio de la responsabilidad. Bajo el socialismo totalitario no hay libertad política ni económica; se ha suprimido, al mismo tiempo, la democracia y la propiedad privada.

La civilización occidental, cuna del capitalismo, tiene como pilares fundamentales en el campo político , la democracia y en lo económico, el capitalismo y ambos tienen como fundamento el goce de la libertad. Cuando un país pierde su libertad política pero conserva su libertad económica, recupera la larga la democracia, pero cuando las dos son suprimidas, esos pueblos pierden hasta la esperanza.  El dramático ejemplo lo podemos ver en los pueblos sojuzgados por el totalitarismo comunista y que ya han comenzado a sacudirse de ese yugo y recuperarán su libertad para recuperar en esa forma un mayor bienestar. (Sánchez, 1991: 84).

Magistralmente explicado en una obra escrita antes de 1992,  el Dr. Enrique Sánchez resume el concepto del Estado de Bienestar. Al restringir las libertades económicas, inmediatamente las naciones restringen su libertad. Aún cuando un sistema pierde su libertad política conservando la libertad económica. recupera a la larga la libertad.

Por la Fuerza venceréis, pero no convenceréis -Unamuno.

El sistema ideológico revolucionario socialista se pretende intervenir la economía de mercado: con la restricción a la libertad económica se restringe también la libertad política, de manera que el esquema de intervención económica socialista se aniquila a sí mismo.

Las cuestiones ideológicas son un dogma, interpretaciones infalibles de la realidad basadas en una doctrina, en presunciones. Mientras que la economía se basa en la ciencia, en la matemática y en la  realidad.

ººººººººººººººººººº

Por qué triunfa la economía de Mercado.

 

 

Simple: porque la economía de mercado es aquella encargada de aumentar la productividad material y la satisfacción de las necesidades, bienes y servicios que necesita el consumidor.

Al respecto de la productividad explicaba más adelante el Dr. Enrique Sánchez:

Analicemos él porque hay algunos pueblos que tienen mayor bienestar material. Me voy a valer de algunas sencillas y simplificadas ecuaciones matemáticas. El bienestar material (BM) es igual a la producción (P) que tenga un país en un momento determinado. Por ello podemos afirmar que BM= P, Es decir, que cuanto mayor sea la producción per cápita de una nación, mayor debe ser el bienestar material promedio de sus habitantes. Me preguntarás cómo hacer para que la producción sea mayor, y por lo tanto, el bienestar material sea mejor. Del estudio de las realidades económicas resalta, lo que se llama la ley de la productividad, que consiste en que la producción (P) es igual a la suma de los recursos naturales (RN) más la energía del hombre (EH) multiplicado por las herramientas y técnicas que utilicen (H), ecuación que se puede representar así:
P=RN+EH x H. (Sánchez, 1991: 19).

Una vez más revisando lo que decía éste exitoso empresario venezolano, el bienestar material de un país es igual a la Producción per cápita. El bienestar material no se saca por la distribución de la renta petrolera que depende de un factor pasivo que está en el subsuelo sin que nadie lo produzca.

“Nunca dudemos que un grupo pequeño de ciudadanos conscientes y comprometidos puedan cambiar el mundo. De hecho, han sido los únicos que lo han logrado ” —Margaret Mead

La economía de mercado apunta a una sociedad de empresarios, donde el comercio tiene un peso fundamental. El código internacional  de comercio aplica a todas las naciones y regulariza el procedimiento de la compra y venta de valores a nivel internacional bien sea alimentos, materias primas, productos manufacturados y bienes en general.

Las naciones insertadas en el esquema globalizado de la economía de mercado gozan de paz en sus relaciones internacionales y presentan una escasa conflictividad. Al respecto señala Robert Dahl:

Probablemente, los altos niveles de comercio internacional entre las democracias modernas las predisponen a la cordialidad más que a la guerra. Pero es cierto también que los ciudadanos y líderes democráticos aprenden las artes del compromiso. Están inclinados, además, a ver a las personas de otros países democráticos como menos amenazadoras, más como ellos mismos, más dignas de confianza. Finalmente, la práctica e historia de pacíficas negociaciones, tratados, alianzas y defensa común frente a enemigos no democráticos refuerzan la predisposición a buscar la paz más que a hacer la guerra.

Por eso al tentar contra la economía de mercado siempre se tensan las relaciones internacionales por cuanto amenazar la propiedad privada y expropiar a los comerciantes afecta la confianza y la credibilidad de un Estado nacional frente a la comunidad internacional.

La economía de mercado es el nuevo orden mundial y ninguna nación que pretenda vivir en paz puede escapar a ese sistema. Incrementar el gasto militar es aislarnos, es grave un error que atenta contra el bienestar material de las naciones:

Los países subdesarrollados gastamos el 20% de nuestros ingresos en materia militar. Podemos por ello decir que el bienestar material es igual a la producción, menos lo gastos en armamentos (A):  BM=P-A. (Sánchez, 1991: 21).

Es por ello que más adelante en su libro afirmaba Sánchez:

El éxito de una economía sana consiste en la capacidad de ahorrar de invertir. La inversión que se haga hoy, siempre que sea rentable, creará el empleo y la producción de mañana (…) Acabo de decirte que la producción es lo que determina el consumo y no lo contrario. Si estimulamos artificialmente el consumo sin su correspondiente producción se causa una serie de anormalidades en la economía; la principal de ellas es la escasez que, entre otras causas, origina inflación. En cambio, la presión positiva que se genera a causa de la producción, estimula su correspondiente gasto de consumo. El caballo debe tirar de la carretera y no lo contrario. Si analizas el grado de bienestar de los pueblos, podrás observar que depende de su capacidad de producción y ésta, a su vez, de las inversiones que se realicen y de la voluntad y calidad del trabajo de su población. Por eso podrás decir que capitalización y capacitación, son las llaves para el progreso humano. (1991:  27 -28).

La economía de mercado integra a las naciones a escala global en el sistema capitalista. Maza Zabala escribió que la división mundial capitalista del trabajo apuntaba a la integración:

La consecuencia de la división mundial capitalista del trabajo es al mismo tiempo una especialización avanzada y una integración. La posibilidad concreta de localizar sectores, procesos, fábricas, explotaciones económicas, de utilizar redes de transporte y comercialización, de obtener informaciones prácticamente instantáneas de todas partes y procesarlas electrónicamente en esos centros estratégicamente distribuidos, de inflenciar de manera decisiva en las resoluciones políticas nacionales o multinacionales, o de movilizar rápidamente funcionarios y agentes por todo el mundo; todo eso transforma las corporaciones múltiples en factores poderosos de una compleja combinación de las fuerzas productivas, con variables mucho más numerosas y parámetros operacionales que actúan en varios niveles de agregación. (Maza Zabala, 1976: 43).

ººººººººººººººººººº

En Conclusión:

Cuál es la mayor necesidad del Ser Humano.

 

La economía es el arte de satisfacer las necesidades materiales y el hombre es un ser que se mueve por necesidades. Esas necesidades desde el origen de la humanidad están asociadas a los requerimientos de orden fisiológico, de alimentación, de vestido, de salud y de las relaciones humanas en busca de la seguridad y protección.

En éstos aspectos primarios no nos diferenciamos mucho de los animales que padecen nuestros mismos requerimientos. Sin quererlo, identificamos el instinto animal con la conducta del hombre.

Al comer o beber saciamos el hambre o la sed momentáneamente. Pero para saciarlas permanentemente los hombres necesitamos producir: ya esos alimentos y objetos materiales no se encuentran vírgenes en la naturaleza, hay que crearlos.

El hombre se ve motivado a satisfacer necesidades fisiológicas y necesidades de confort: después de garantizar las necesidades más básicas de su alimentación, el ser humano quiere una vivienda digna y confortable, una mesa bien servida y una necesidad trae otras: calzado, vestido, servicios sanitarios, salud, empleo y salarios dignos, educación. energía ampliando así la cadena de producción de bienes y servicios para satisfacer el permanente estado de necesidad del hombre.

Entre las mayores necesidades morales del ser humano se encuentra la libertad: bien sea económica, política, religiosa, de expresión del pensamiento y de las ideas. La economía de mercado tiende a defender la superación del individuo y le confiere importancia a la libertad.

Para ello el Estado necesita estimular la iniciativa propia, el emprendedor comienza con su propia empresa y estudia cosas que le sirven para administrar y desarrollar su propio negocio. El estado forma individuos para conseguir trabajo pero cada vez más personas tienen que orientarse a estudiar para desarrollar su propio negocio.

La empresa se visualiza como una unidad de producción de bienes y servicios: pero tiene que producir riqueza y bienestar para sus inversionistas a través del capital, para sus empleados a través de salarios dignos y para la sociedad con productos manufacturados de acuerdo a las clasificaciones y los estándares calidad A, B y C. La empresa no puede ser socialista porque producir riquezas es fundamental para su funcionamiento y rentabilidad. Una empresa enfocada a reponer los gastos de producción y repartir su capital en tabula rasa con los obreros condena de antemano a una repartición no equivalente al aporte y la preparación, conduciendo al atraso y al estancamiento tecnológico tal como sucedió en los países comunistas de la Europa del Este donde se entregaba la dirección de las unidades de producción a los obreros con pésimos resultados. La producción declina, se estanca y la empresa no logra crecer porque para ello son necesarias inversiones constantes.

En resumen las ideas Libertad, Igualdad y Fraternidad son la más alta aspiración de los pueblos resumiendo los Derechos humanos pero son principios que deben coexistir. No podemos en aras de la Igualdad de los pueblos suprimir la libertad del individio ni económica, ni políticamente, ni podemos en aras de la libertad del individuo suprimir la igualdad de los pueblos ni su derecho a serlo, tiene que haber un equilibrio que solo la democracia plena con una eficiente administración de justicia es capaz de ofrecer para fraternidad de los ciudadanos que se entregan a su mediación y protección.

Para la toma de decisiones los gobiernos deben tomar en cuenta el principio de las fuerzas profundas que mueven a la Globalización y que inciden diréctamente en el comportamiento de la economía.

Sin la producción de bienes y servicios caemos en estado de inseguridad, de anarquía, de violencia, de pugnas y guerra que es lo que sucede cuando se rompe la cadena productiva.

Al respecto citaba Tomás Hobbes en el Capítulo XIII del Leviatán:

Por consiguiente, todo aquello que es consustancial a un tiempo de guerra, durante el cual cada hombre es enemigo de los demás, es natural también en el tiempo en que los hombres viven sin otra seguridad que la que su propia fuerza y su propia invención pueden proporcionarles. En una situación semejante no existe oportunidad para la industria, ya que su fruto es incierto; por consiguiente no hay cultivo de la tierra, ni navegación, ni uso de los artículos que pueden ser importados por mar, ni construcciones confortables, ni instrumentos para mover y remover las cosas que requieren mucha fuerza, ni conocimiento de la faz de la tierra, ni cómputo del tiempo, ni artes, ni letras, ni sociedad; y lo que es peor de todo, existe continuo temor y peligro de muerte violenta; y la vida del hombre es solitaria, pobre, tosca, embrutecida y breve.

La insatisfacción de las necesidades básicas nos regresa a lo que Hobbes llamaba homo homini lupus, donde ‘el hombre es un lobo para el hombre’, situación en la anarquía en el que todos tienen derecho a todo sin la existencia de una mediación justa del Estado nos lleva ala barbarie. Sin un sistema capaz de proporcionarle alimentos, seguridad y protección que son las necesidades básicas fundamentales retrogradamos al derecho primitivo.  Sólo el capitalismo, la libre empresa y la democracia pueden satisfacer las necesidades primordiales del hombre a plenitud.

Fin del Discurso.

 

Prof. Arquímedes Rivero (2016).

Historiador, geógrafo y analista internacional.

ººººººººººººººººººº

Bibliografía:

 

ALTHUSSER, Louis. (1970). Ideología y Aparatos Ideológicos del Estado. Madrid: Los Comuneros.

Arraiz Lucca., Rafael. (2002). ¿Qué es la Globalización?. Caracas: Panapo.

Dahl, Robert. (1991). Qué es la democracia. Caracas: Universidad Simón Bolivar:. Extracto con fines didácticos disponible en:
https://asignaturas.usb.ve/osmosis/dokeos/CSA2131e8c/

Deleuze, Gilles y Guattari, Félix. (1993). ¿Qué es la filosofía?  España: Anagrama.

Ferrer, Aldo. (1996). Historia de la Globalización. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica.

Hobbes, Tomas. (s/f). Leviatán (Extractos). Caracas: Universidad Simón Bolivar. Material con fines didácticos disponible en:
https://asignaturas.usb.ve/osmosis/dokeos/CSA2131e8c

McLuhan, Marshall. (1996). La Aldea Global. Barcelona: Gedisa.

Mearsheimer, Jhon. (2001). The Tragedy of Great Power Politics. New York: W. Norton & Company.

Sánchez, Enrique. (1991).  Joven Empresario Es… Caracas: CEDICE.

RENOUVIN, Pierre & DUROSSELLE, Jean-Baptiste (2000). Introducción a la Historia de las Relaciones Internacionales. México: Fondo de Cultura Económica. pp. 9 -10.

2 pensamientos sobre “Globalización Vs. Revolución”

Tus comentarios son importantes...